lunes, 11 de enero de 2021


 

El Gobierno turco está recomendando dejar de usar la red de mensajes Whatsapp para luchar contra lo que llama “fascismo digital”, tras los recientes cambios de privacidad de la aplicación, y ha pedido a los ciudadanos sustituirla por un sistema desarrollado por una empresa participada por el Estado.

“Las aplicaciones de origen extranjero contienen riesgos importantes para la seguridad de nuestros datos. Debemos proteger nuestros datos con software local desarrollado para nuestras necesidades”, señala la Presidencia turca en un comunicado en el que se que explica que Whatsapp es parte del grupo de empresas de Facebook y gestiona sus datos.

“Debemos luchar juntos contra el fascismo digital”, añade esa nota, publicada por la Oficina de Transformación Digital de la Presidencia de la República de Turquía en la red social Twitter.