lunes, 28 de diciembre de 2020

 

Por Francis Aníbal

SAN PEDRO DE MACORIS. La presidenta de la Fundación Un Mundo para la Niñez en Momentos Difíciles (FUMUNIMODI) consideró que la celebración este lunes del Día del Niño Huérfano y Desamparado debe ponernos a reflexionar sobre lo que está pasando en el país con la niñez.

La licenciada Sonia Iris Reyes expresó que hay que crear políticas reales tendentes a hacer más efectivo el cuidado de los niños, en un momento en que muchos de los infantes están desamparados y abandonados por sus propios padres.

 Okey Motoprestamos

Consideró que solo mencionar el Día del Niño Huérfano y Desamparado nos produce tristeza mezclada con preocupación, ya que cada día hay más niños abandonados, como nunca antes en la historia de nuestro país.

Opinó que si los niños y niñas son la expresión del futuro de la nación qué se le puede pedir a uno o una de ellas que están desamparados desde los primeros días de su niñez.

Se preguntó cuál es la esperanza que tienen éstos y cuál es el concepto de familia funcional.

Lamentó que cada día sea mayor la cantidad de jóvenes del sexo femenino, quienes dan a luz en los hospitales, sin ningún sentido de responsabilidad o conciencia de lo que significa traer una criaturita al mundo y el riesgo que corren las vidas de ellas mismas y poco después de alumbrar continúan sus vidas como antes.

Indicó que son frecuentes las denuncias que llegan a la fundación bajo su dirección, de jóvenes madres que abandonan a sus hijos y otras sencillamente los dejan en los hospitales.

“Todo esto nos pone a pensar en el tipo de sociedad que tendremos dentro de 10 o 15 años, si es que el Señor Jesucristo no ha venido y esto se ha terminado”, dijo Reyes.

Agregó que cada día recibe denuncias de que niños son dejados solos en las casas y las madres se van a hacer sus vidas.

Añadió que en el tiempo que tiene la Fundación Un Mundo para la Niñez en Momentos Difíciles, trabajando con ese tipo de problemas, ha recibido informaciones de madres que han dejado a sus niños en sus viviendas y se han ido para Bávaro y duran entre 10 y 15 días por alla y sus hijos se quedan prácticamente desamparados.

También de niños que deambulan por las calles totalmente desamparados.

“Yo creo que esta es una buena ocasión para sugerirle a las autoridades poner el tema sobre la mesa para la creación de políticas reales tendentes a frenar este tipo de situaciones, antes que tengamos que hacer gandes lamentos", expresó Reyes.

Recordó a seguidas que la mejor solución para cualquier tipo de problemas es la prevención.

Consideró que la niñez aquí tiene un futuro incierto, porque este es un problema que está afecando bastante y nada se dice.