miércoles, 23 de diciembre de 2020


 

Artistas y músicos, que protestaron este miércoles en las inmediaciones del Palacio Nacional, afirmaron que la selección y distribución de los 100 millones de pesos que destinó el Gabinete Social para ayudar a ese sector, se hizo por amiguismo, tráfico de influencia y para la obtención de beneficios particulares.

Exigen ser incluidos en las ayudas sociales dispuestas por el Estado y amenazan con celebrar fiestas clandestinas para sobrevivir.

“El dinero que nos tocaba a nosotros, a este grupo de artistas y músicos que ven aquí, se lo dieron a un grupito de millonarios que no lo necesitan”, dijo Marino Castellano, vocero de los protestantes.

Expresó que el dinero del pueblo no puede ningún funcionario cogerlo, echárselo en los bolsillos y dárselo a quien le de la gana.

Acusó al asesor de la Presidencia en materia artística, Engelbert Landolfi, y al director del Gabinete Social, Tony Peña Guaba, de incurrir en actos incompatibles con la función pública.

“Tú no puedes ser juez y parte. Landolfi tiene unos diez grupos que manilla él ¡y esos grupos, todos cobraron!, artistas que no lo conoce nadie y que ni siquiera viven en este país”, puntualizó.

“Landolfi y Peña Guaba abusaron se burlaron de la clase artística de este país y de los músicos que más necesitan”, señaló el artista bachatero.

Criticó la forma en que se decidió a quién brindarle o no los recursos que en principio eran a modo de contrato, pero que ahora son ayudas sociales.

Keudy de los Santos, alias Gato Malo, mostró un listado de 69 artistas emergentes, de diversos géneros, y que no fueron tomados en cuenta.