viernes, 21 de agosto de 2020

Luce en calma este viernes el ensanche Isabelita, de Santo Domingo Este, sector que en los últimos días ha sido escenario de protestas y vigilias en reclamo de que las autoridades localicen el cuerpo de la niña Liz María Sánchez, que habría sido violada y extrangulada por su vecino, Estarlin Francisco Santos, alias “el Panadero”, quien dijo lanzó el cadáver al mar Caribe.
En el quinto día de una accidentada e infructuosa búsqueda de los restos de la niña, por el alto oleaje que ha presentado el mar, que realizan buzos del Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo Este y la Defensa Civil, auxiliados por lanchas de la Armada y drones del Ministerio de Defensa, las movilizaciones que hacían el sector parecen haberse desarticulado a medida que se hacen remotas las probabilidades de hallar el cadáver, al menos en el lugar donde “el Panadero” admitió haberlo arrojado, en el kilómetro 14 y medio de la Autopista Las Américas.
Totalmente desoladas, lucen las inmediaciones del callejón de la calle 10 del indicado sector por donde se accede a la vivienda del confeso homicida, el cual tiene varias velas a la entrada.

CREDITOS A DIARIO LIBRE