viernes, 10 de julio de 2020

Para que en la República Dominicana todos los ciudadanos estén conscientes de lo que se está enfrentando, economistas entienden que se deben tomar varias medidas, entre ellas declarar un estado de emergencia económico y social.
Además, consideran que la situación que recibirá el próximo gobierno es extremadamente difícil y complicada, que ameritará grandes sacrificios y tendrá grandes impactos en los grupos vulnerables y en las clases medias.
“Las nuevas autoridades electas tendrán, partir del 16 de agosto de 2020, un tremendo reto ya que recibirán una economía que atraviesa por la crisis económica más profunda desde el año 1966”, indica Antonio Ciriaco Cruz, vicedecano de Economía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

CREDITOS A DIARIO LIBRE