jueves, 16 de julio de 2020

La pandemia podría provocar una 'conmoción histórica' en el mercado alimentario global, con una caída de precios en la agricultura y un deterioro de la calidad de la alimentación en la población más pobre, según el informe presentado hoy por la OCDE y la FAO sobre la agricultura en esta década.
El documento, con previsiones entre el 2020 y el 2029, alerta de un 'escenario inicial' sobre los efectos a corto plazo de la crisis del coronavirus, en el que el mercado de la comida vivirá un 'shock' 'significativo' por las menores rentas y un desempleo generalizado.
El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, se congratuló de que por el momento 'afortunadamente la crisis sanitaria no se ha traducido en una crisis alimentaria', en una rueda de prensa telemática.