jueves, 2 de julio de 2020

La inflación en los países desarrollados se ralentizó ligeramente en mayo pasado, para situarse en el 0,7 %, dos décimas menos que en el mes anterior, a causa del abaratamiento de la energía, indicó este jueves la OCDE.
La inflación registrada en mayo es un punto menos que la que hubo en marzo, indicó en un comunicado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
Los precios de la energía bajaron un 13,4 %, tras haber caído un 12,2 % en abril, lo que amortiguó la subida de los productos alimentarios, que fue del 4,5 %, tres décimas más que el mes anterior.

CREDITOS A DIARIO LIBRE