viernes, 24 de julio de 2020

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR), al sur de España, han comprobado que los bebés nacidos de embarazo de alto riesgo tienen un mayor desarrollo tanto cognitivo como motor.
La investigación, que publica la revista Midwifery, apunta que este hecho puede deberse a la medicación que toman las mujeres durante el un embarazo de alto riesgo, que a menudo suelen ser anticoagulantes (como la heparina), informa este viernes la Universidad de Granada.
Según el autor principal del estudio, Borja Romero, este tipo de medicación parece que puede contribuir a aumentar el flujo sanguíneo en la mujer embarazada, por lo que el feto recibiría más sangre de la madre, y eso podría contribuir a la mejora en su desarrollo.
Existen varios condicionantes que pueden hacer que un embarazo sea considerado de alto riesgo, como la edad materna o la presencia de enfermedades.

CREDITOS A DIARIO LIBRE