miércoles, 10 de abril de 2019

El exsenador Jesús (Chu) Vásquez rechazó ayer que su patrimonio sea producto de actividades ilícitas y que sus únicos ingresos durante el período 1997-2010 fueran solo los que recibía como legislador, como afirma el Ministerio Público en su acusación sobre los sobornos de Odebrecht.
Afirmó que desde antes de ser legislador todas sus actividades se desarrollan en el sector agropecuario, en la producción y venta de ganado, leche, coco, arroz, cacao y otros rubros, a lo que dijo, le ha dedicado más tiempo desde que terminó sus funciones en el Senado de la República.
“Yo le vendí ganado a Samuel Bencosme durante muchos años, y a partir de cuando terminé mi labor como legislador en el 2010, me dedico a mejorar mi ganado y a venderlo directamente a los mataderos porque los beneficios son mucho mayores; por eso usted va a encontrar que las operaciones financieras mías se disparan a partir de que yo salgo del Senado”, dijo Vásquez al juez de la Instrucción especial Francisco Ortega.
Acusación sin asidero. La defensa técnica del imputado afirmó que además de que hay pruebas que no fueron aportadas por el Ministerio Público, otras que sí figuran en su acto conclusivo, la asumirán como suyas porque demuestran lo contrario de la acusación.
Se trata de pruebas que de acuerdo a la defensa, encabezada por Jorge Luis Polanco, demuestran que Vásquez no solo recibía ingresos por su función como senador, sino también por las actividades agropecuarias a las que se ha dedicado gran parte de su vida.
Indicó que como prueba a cargo el MP aportó en un disco compacto cinco cheques extraídos de la Carpeta “Banco BHD-León”, emitidos a favor de Vásquez por personas y empresas con los cuales ha tenido relaciones comerciales.
Esos cheques son los números 001178, de fecha 12 de septiembre del 2008, emitido por el señor Samuel Bencosme por la suma RD$1,700,000.00; y el 055303, de fecha 2 de julio del 2009, emitido por Pasteurizadora Rica.
También los números 38119, de fecha 9 de abril del 2009, por la suma RD$817,589.00; el 38523, de fecha 4 de julio del 2009, por la suma RD$472,522.00; y el 39026, de fecha 18 de noviembre del 2009, por valor de RD$1,043,534.00, expedidos los tres por la compañía Hnos. Delgado Peña, C.por A.
“Con estas muestras, magistrados, hay concordancia, hay armonía, es por eso que decimos que Jesús Antonio Vásquez no debería estar aquí, porque recuerde que de lo que ellos (MP) hablan es de que su única actividad era la de ser legislador”, dijo Polanco.
Resaltó que esas pruebas el MP las tiene en físico en los informes financieros, pero no le interesó analizarlas.
Parte de falsa premisa. La defensa indicó que la acusación de enriquecimiento ilícito que el MP le hace a Chú está sustentada en dos certificaciones de la Tesorería de la Seguridad Social (TSS) que dicen que ni el imputado ni su esposa Deonicia Marte tenían registro, es decir, que no recibían salarios.
Indicaron que al partir de la falsa premisa de que Vásquez solamente recibía ingresos como legislador, el MP discriminó todas las demás actividades y funciones que al margen del Congreso, tiene Vásquez, y de ahí su acusación de que todo lo demás es producto de soborno, enriquecimiento ilícito y lavado de activos.
Certificaciones contradictorias. Polanco dijo que las pruebas por excelencia del MP para justificar que Vásquez incurrió en la comisión de esos delitos es una certificación expedida por el secretario general administrativo del Senado con el detalle de los salarios devengados por el imputado, los cuales dice la acusación, “no se corresponden con el movimiento que tiene en el mercado financiero y de valores”.
La defensa llamó la atención del juez sobre dicha certificación, señalándole que la misma dice que es sobre los ingresos del período 1994-2010, y sin embargo empieza en el año 1997; o sea que omite los años 1994, 1995 y 1996.
Agregó que en el año 2010, la certificación dice que el resumen de ingresos es desde junio del 1997 hasta agosto del 2010; que en ese período hubo un total de ingresos de RD$24,811,927.83, de los cuales hubo una retención para pago de impuestos de RD$4,784,694.27; y en el 2008 la retención fue RD$418,560.24.
“Pero hay una certificación que suscribió el director de Impuestos Internos (DGII) Magín Díaz, que habla de los impuestos de Chú en el 2008, y creo que no pasan de RD$16,000; también habla de los del 2017 y el 2018, porque no hay ningún cargo sobre esos dos años, y también (el MP) los discrimina. Por eso queríamos traer aquí a Magín como testigo a descargo”, dijo Polanco.
Los inmuebles de Chú. Indicó que la declaración jurada de bienes que presentó Vásquez en el año 2006 cuando terminó un período legislativo, la cual está presentada por el MP dentro de sus pruebas materiales, el imputado declaró 12 inmuebles, y en la descripción que él denomina inmuebles incluyó 100 cabezas de ganado vacuno de crianza, 4 toros, y un pasivo aproximado de RD$5,500,000 que tenía en la Asociación Duarte de Ahorros y Préstamos, el Centro Ferretero Vegano y con Juan René Bouchant Galván.
“Esto nada más se aportó como documento pero revela que si usted tenía 100 cabezas de ganado más 4, al Ministerio Público debió llamarle a la curiosidad de para qué la tiene; si eso constituye una actividad productiva; pero no, le llamó la atención los 12 inmuebles pero no pensó que los mismos le generaron los ingresos que tiene”, subrayó la defensa.
Todo por la regla. Apoyado en diapositivas, la defensa presentó como pruebas de los inmuebles que el MP dice fueron adquiridos a través del soborno y el lavado de activos, un informe de uso y ocupación de los terrenos que posee el imputado, realizado por el agrimensor Johanny Damián Guzmán García el 25 de junio del 2018; y de los certificados de títulos que los amparan.
Los mismos se encuentran ubicados en el Bote 1, 3 y 3 Río Boba del Distrito municipal Las Gordas, de Nagua, provincia María Trinidad Sánchez, parcelas números 201; 171 197; y 203, respectivamente, del Distrito Catastral número 03.
El exsenador también tiene terrenos en El Juncal I y II en la misma zona; el Chucho Del Drago y El Drago,, también en la misma provincia; El Chicharrón, La Majagua, municipio de Sánchez, provincia Samaná.
Todos, según se pudo observar, dedicados a la ganadería y otros rubros agropecuarios.
Vehículos. Sobre la no inclusión de 11 vehículos en su declaración de patrimonio, la defensa dijo que eran las exoneraciones que reciben los legisladores y que las mismas habían sido transferidas a terceros.
¡Vaya lavado! Indicó que como parte de las pruebas en este aspecto, el MP presenta tres transferencias en dólares, las cuales indicó, una fue hecha para su hija María Vásquez quien estuvo hospitalizada en un centro de Salud en Estados Unidos; otra fue un premio que se ganó en la Lotería de Puerto Rico un hermano de la esposa de Vásquez; y la tercera, para pagar la universidad que estudió en Boston.
“Esto es parte de lo que el MP presenta como prueba del supuesto lavado de activos”, subrayó la defensa.
Polanco afirmó que con solo esas pruebas no hay justificación para que ese ciudadano (Chú) tenga que estar rindiendo cuenta ante el país y ante el juez”. La defensa técnica de Vásquez la integran además, Manuel Conde, Jorge López Hilario y Manuel Rodríguez.
Continuarán exponiendo hoy a las 10 de la mañana.