CON RAFA INFORMA

De Último Minuto

6/recent/ticker-posts

Con Rafa Informa

Activistas polacas por el derecho al aborto denuncian persecución judicial


 

Un grupo de activistas polacas por el derecho al aborto denunció este viernes que el Estado emplea un caso judicial en su contra para agotar sus recursos y desalentarlas de seguir con sus actividades.

El Tribunal Regional de Varsovia retomó hoy en una nueva sesión el caso de Justyna Wydrzynska, la primera activista polaca procesada por ayudar a realizar una interrupción del embarazo, un cargo penado con hasta tres años de cárcel.

Sin embargo, después de que la fiscalía presentara dos fragmentos de vídeo con apariciones públicas de Wydrzynska, la sesión fue pospuesta por cuarta vez desde que comenzó el juicio, el pasado abril.

"Es una estrategia para cansarnos, para agotar todos nuestros recursos. Lo sabemos, ocurre en otras partes del mundo y no nos mantendremos calladas al respecto", afirmó Kinga Jelinska, otra activista que estuvo presente en la vista, en declaraciones a la prensa.

Tanto Jelinska como Wydrzynska colaboran con la organización "Abortion Dream Team", que proporciona materiales educativos sobre la interrupción voluntaria del embarazo y ayuda a las mujeres polacas que lo deseen a tener acceso al aborto.

Jelinska se declaró "sorprendida" por las nuevas pruebas presentadas, que demuestran que el caso no se centra en la ayuda que prestó Wydrzynska a una mujer que quería abortar, sino que va más allá y pretende intimidar a las activistas en Polonia.

Wydrzynska, por su parte, admitió que se encontraba cansada y estresada, puesto que había esperado que el tribunal cerrara el caso este viernes.

La organización "Abortion Dream Team" fue contactada al inicio de la pandemia de covid por una mujer que vivía con una pareja violenta y que quería obtener un aborto, según explicó Wydrzynska en una entrevista con EFE el pasado septiembre.

La mujer estaba desesperada y afirmó que si no recibía ayuda pondría fin a su vida, pero las posibilidades de viajar al extranjero eran muy limitadas debido a las restricciones en vigor.

Por eso, Wydrzynska decidió enviarle pastillas abortivas que tenía en casa para uso personal, después de haber pasado por una situación similar.

Sin embargo, la pareja de la mujer leyó sus mensajes de texto e informó a la policía, que confiscó las pastillas, cuya compra o posesión no es ilegal en Polonia, mientras que es la ayuda al aborto la que está penada por la ley.

Este viernes, el tribunal decidió posponer el caso hasta el próximo 11 de enero después de que ninguno de los dos testigos principales, la mujer y su pareja, se presentasen en el juzgado para testificar.

El caso de Wydrzynska ha atraído atención a nivel internacional y varias responsables de la ONU en materia de derechos de la mujer y de derechos humanos se han dirigido al Gobierno polaco para pedir su absolución.

Desde 2021, sólo pueden abortar en Polonia de forma legal las mujeres cuyo embarazo es producto de una violación o cuya vida corra peligro, tras eliminarse el supuesto de las malformaciones fetales graves.
 
 
 
CREDITOS A DIARIO LIBRE

Publicar un comentario

0 Comentarios