CON RAFA INFORMA

De Último Minuto

6/recent/ticker-posts

Con Rafa Informa

Empleadores y trabajadoras domésticas expectantes ante resoluciones que formalizan el oficio


 

Pese a que el Ministerio de Trabajo resolutó que el trabajo doméstico quedará regulado de manera formal, empleadores y personas que se dedican al oficio comentan que, aunque no han establecido un contrato por escrito, conllevan una relación armoniosa y respetuosa sobre las obligaciones y derechos de ambas partes, por lo que consideran que lo novedoso de la formalización es la contribución a la seguridad social. 

“Eso está bien, que le pongan régimen a este trabajo que consume la vida de nosotras (las trabajadoras domésticas)”, expresó a Diario Libre Luisa Peña, quien se levanta a las 5:30 de la mañana todos los lunes para “internarse” en la casa de una familia en Santo Domingo hasta los viernes en la tarde, cuando regresa a su casa en San Cristóbal.

Comenta que lleva ocho años con su “trabajito”, ganándose 15,000 pesos por encargarse de cocinar, limpiar y sacar a pasear el perro. Aunque no ha recibido ningún trato inadecuado por parte de sus empleadores, se alegra por la resolución que le permitirá tener un seguro de salud en el que ya aspira incluir a su esposo y su hija menor.

"El trabajo doméstico es el tercer sector que genera mayores empleos entre las mujeres en el país"Pável Isa ContrerasMinistro de Economía

Peña es una de las más de 20 mujeres que se trasladan en transporte público a trabajar en hogares desde esa provincia. Dice que le gusta su trabajo porque es lo que sabe hacer, y desde que empezó a trabajar delimitó con su jefa sus momentos de descanso y conversaron sobre el uso de uniforme.

Sobre la resolución

El salario mínimo mensual establecido para los contratos de trabajo de los empleados domésticos es de 10,000 pesos. Actualmente, algunos empleadores pagan más y otros menos. Según la resolución 11-2022 del Comité Nacional de Salarios, dada a conocer el jueves 1 de septiembre, ninguna persona puede disminuir el sueldo que ha estado pagando a su colaborador del hogar una vez entre en vigencia la disposición.

El documento destaca que el empleador debe realizar un contrato escrito o digital para establecer la jornada laboral de quien le ayuda en la casa, tiempo de descanso, vacaciones con disfrute de salario y, entre otras cosas, detallar si el trabajo a realizar requiere que sea con dormida o actividades fuera del entorno laboral.

La resolución, que entrará en vigencia tres meses después de su publicación, indica que debe haber un acuerdo mutuo en cuanto al trabajo a realizar y la remuneración, la cual se podrá ajustar según el horario a cumplir y el tipo de trabajo, partiendo del sueldo base.

El ministro de Economía, Pável Isa Contreras, indicó ayer que el trabajo doméstico es el tercer sector que genera mayores empleos entre las mujeres y que desde hace décadas se encontraba desprotegido. “El conocimiento de la resolución es un paso significativo para el reconocimiento del sector doméstico en el país”, comentó a la prensa durante una actividad sobre sostenibilidad.

Aseguró que la acción del Gobierno tiene como objetivo dignificar la labor que, por años, realizan muchos hombres y mujeres con el establecimiento de un sueldo mínimo para contar un margen específico que sirva para establecer tarifas por trabajo.

La resolución establece que la jornada del trabajo doméstico no podrá ser mayor de ocho horas diarias, ni mayor de 44 horas semanales, teniendo entre jornada y jornada un descanso obligatorio de no menos de nueve horas.

Establecer un tarifario de salario mínimo permite, además, regularizar el salario diario promedio lo cual beneficiará a aquellos trabajadores que cumplen con jornadas a destajo o por día, situación que hasta este momento no se encontraba regularizada.

Confusión sobre el pago por día

No obstante a lo dispuesto en los primeros artículos del documento que regulará ese tipo de trabajo, también se destaca que el trabajador y su empleador pueden determinar la modalidad en la que esta jornada será cumplida, permitiendo así la flexibilidad necesaria para que ambas partes puedan cumplir con sus derechos y obligaciones.

Pero pese a la estimación del ministerio para calcular las jornadas por día, Andreina Matos no sabe cómo le explicará a la muchacha que le ayuda en la casa que, en su caso, el salario mínimo de 10,000 pesos no aplica.

“Ella (la joven que le ayuda) viene dos días en la semana: uno para limpiar bien la casa y el otro para lavar la ropa”, explica. Entiende que no se podrán poner de acuerdo y tendrá que prescindir de sus servicios.

Matos considera inoportuno que el documento no haya especificado cuánto se puede pagar en promedio por trabajos realizados al día, ya que las trabajadoras “comenzarán a pensar que las quieren engañar”. “Muy buena la intención, pero debió ser más clara”, concluye.

En el caso de Miguelina Fernández, quien recibe los servicios de una señora que se encarga de limpiar, cocinar y lavar de lunes a viernes, con un horario de 8:00 de la mañana a 6:00 de la tarde y por lo que paga 16,000 pesos al mes, la resolución no le varía su agenda.

Fernández es doctora. Entiende que el paso que ha dado el Ministerio de Trabajo es favorable para que los trabajadores domésticos puedan percibir un salario “decente” en proporción a la labor que realizan, pero reconoce que no todos pueden pagar lo que ella le deposita a su empleada.

Además del salario que supera el mínimo estipulado por el ministerio, la doctora agregó a su colaboradora a su Seguro Familiar de Salud y cada año le paga lo que corresponde como salario de Navidad.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE 

Publicar un comentario

0 Comentarios