CON RAFA INFORMA

De Último Minuto

6/recent/ticker-posts

Con Rafa Informa

“A mí me atracaron a dos esquinas del destacamento”


Lourdes Aponte

Santo Domingo, RD.

Al ser abordados ciudadanos en diferentes puntos del Gran Santo Domingo respecto a la seguridad ciudadana y el rol de los miembros de la Policía Nacional en sus barriadas, estos explican que es casi nulo y que la delincuencia cada vez gana más terreno en la sociedad.

“¿Seguridad, con qué se come eso? Aquí la gente después de la 6:00 de la tarde no puede salir al colmado y los policías que se asoman por Villa Juana es a presionar a los dueños de negocios para que le mojen la mano”, afirmó Jairo Pérez, residente en el sector.

Explicó que la alcaldesa del Distrito Nacional “agrandó la acera para hacer una especie de bulevar y que la gente camine y eso solo lo usan los perros y gatos porque los ladrones no dejan a uno salir”.

En específico varios dueños de locales de diferentes procedencias denunciaron ser asediados por los miembros de la Policía Nacional para pagar peajes por protección,  cuando el verdadero deber de estos es servir de salvaguarda a nivel nacional para todos los ciudadanos en igualdad de condiciones.

Varios moradores de Villa Juana resaltaron que incluso teniendo el destacamento policial a una corta distancia, esto no “significa nada” ya que los uniformados que laboran en este no hacen nada por la comunidad que cada día se hunde más en la criminalidad.

“A mí me atracaron a dos esquina del destacamento. Cuando fui de iluso para ver qué se podía hacer por mí, lo que hicieron fue que al describir que unos menores me asaltaron, fue burlarse de mí, alegando que como un hombre tan grande se  dejaba atracar de unos muchachitos”, declaró Tirso Martínez.

En el sector María Auxiliadora, el comerciante Sixto Vásquez contó cómo las cámaras de su negocio captaron a un malhechor intentando sustraer las baterías de su vehículo.

“Yo tengo la foto de un delincuente que estaba por llevarse las baterías y no pudo hacerlo porque les tengo unas cadenas y al ver que se tronchaba el robo se fue. Yo no fui a la Policía porque ellos nunca encuentran a nadie, eso era a perder tiempo”, declaró Vásquez.

Allí los residentes informaron que la delincuencia motorizada está “arrasando” en la zona, situaciones que se presentan en frente de las autoridades del orden  y estos se hacen de la vista gorda para no cumplir con su deber.

“En esta acera donde usted me entrevistó le arrebataron una cartera a una señora que venía saliendo del Moscoso Puello, justo en la cara de dos militares y lo mismo que hizo usted por ella, eso hicieron ellos: nada”, dijo Jesús Matos.

Santo Domingo Este
Para Santo Domingo Este los sucesos tampoco van despegados de la indignante realidad que atraviesan los demás sectores de la Capital, ya que por igual existen asaltos, despojo de pertenencias, entre otros móviles delictivos.

“Este pedazo es tranquilo, pero si usted va por Las Américas con Venezuela o por Villa Faro, la historia es diferente. Un grupito de muchachitos armados que se paran en un motor y hay que entregarles hasta lo que uno no tiene, si ellos quieren te dejan vivo”, reveló Sergio Olivares, residente en Los Mameyes.  

Falta iluminación
Otras de las incidencias evidenciadas sobre la facilidad para delinquir de los antisociales es que hay espacios que no se están lo suficientemente iluminados y son transitados por una gran cantidad de personas a diario y esto le sirve de oportunidad a los ladrones para apoderarse de los objetos de quienes vienen de estudiar o ganarse la vida dignamente.  
  
El operativo
El pasado 3 de junio el presidente Luis Abinader envió los militares a patrullar los barrios junto a la Policía Nacional.

Publicar un comentario

0 Comentarios