sábado, 18 de junio de 2022


 Mañana domingo los ciudadanos de Colombia están llamados a votar en la segunda vuelta de unas elecciones presidenciales que, según coinciden todos los analistas, supondrán un profundo cambio en el modelo político que ha gobernado el país en las últimas décadas, o al menos eso es lo que prometen los dos candidatos, el izquierdista Gustavo Petro y el populista Rodolfo Hernández.

Para entender este acontecimiento, he aquí algunos puntos claves:

Candidatos

Gustavo Petro, senador y aspirante recurrente en la carrera electoral que compite por el Pacto Histórico.

Fue el candidato más votado en la primera vuelta del 29 de mayo, en la que consiguió 8,527,768 votos (el 40.32 %). Tiene por delante la tarea de llevar a la izquierda al poder por primera vez en la historia de Colombia.

A él se enfrenta Rodolfo Hernández, empresario de la construcción, multimillonario y exalcalde de Bucaramanga, quinta ciudad del país, que consiguió 5,953,209 votos (el 28.15 %).

Con un discurso populista basado en promesas grandilocuentes de lucha contra la corrupción, su objetivo es sacar a los políticos corruptos que, según dice, llevan gobernando toda la vida.

Las vices

Pase lo que pase el domingo, Colombia tendrá el 7 de agosto, cuando el nuevo Gobierno asuma, su primera vicepresidenta afroamericana, ya que las compañeras de fórmula de Petro y Hernández, Francia Márquez y Marelen Castillo, respectivamente, comparten un mismo origen. Sin embargo, no podrían ser más distintas en el plano político.

Márquez es una reconocida activista y abogada de una de las zonas más golpeadas por el conflicto armado, que ha sabido atraer y representar el descontento social de las calles.

Por su parte, Castillo era la “perfecta desconocida». Nadie sabía quién era en política hasta que el “ingeniero” la llamó para formar parte de su campaña, a la que pretende aportar su experiencia como profesora y académica.




CREDITOS A HOY