martes, 31 de mayo de 2022


 

A las 5.59 horas de la madrugada del miércoles, el servicio de emergencias 911 recibió una alarmante llamada. Doce minutos después llegaba una ambulancia para atender la urgencia pero el equipo médico solo pudo constatar el fallecimiento del paciente. Ray Liotta, una estrella en el firmamento de Hollywood, acababa de fallecer.

El actor de 67 años se encontraba rodando un nuevo film en la República Dominicana, "Dangerous waters". Le acompañaba su pareja, Jacy Nittolo, quien telefoneó pidiendo ayuda. Prometidos desde la Navidad de 2020 y con veinte años de edad, el abrupto final de Liotta ha puesto fin a sus planes de matrimonio.

La causa del repentino fallecimiento de Ray Liotta es aún desconocida, aunque varios medios locales e internacionales atribuyen la causa a un infarto. La autopsia desvelará por qué motivo falleció mientras dormía una noche de primavera. Hasta ahora, lo único que se sabe es que su muerte fue natural. Diario Libre solicitó el informe forense al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), pero aún no se ha tenido respuesta. Se esperaba que el Inacif emitiera un reporte preliminar de las causas del deceso para luego ser preparado para posteriormente ser enviado a Estados Unidos. Sin embargo, los restos del actor ya se encuentran en América del Norte. 

Su rostro aniñado pasará a la historia junto a uno de los títulos más emblemáticos de las películas mafiosas., 'Uno de los nuestros', que protagonizó y lo catapultó al estrellato. No era, sin embargo, su primera película. En "Algo salvaje" rodó junto a Melanie Griffith y Jeff Daniels. Bordó al expresidiario, frío y cínico, cuyo único objetivo era acabar con el nuevo interés amoroso de su expareja. Tanto, que fue nominado al Globo de Oro y al premio del Círculo de Críticos de Nueva York a mejor actor de reparto.

En 'Campo de sueños' actuó junto a Kevin Costner. No era, pues, un novato cuando se puso a las órdenes de Martin Scorsese para filmar 'Uno de los nuestros'. Ese 1990, sin embargo, cambiaría su vida. Hubo un antes y un después de la película, convertida en película de culto para los amantes de las historias de gangsters. Compartió cartel con Robert De Niro y Joe Pesci y encarnó como nadie podía haberlo hecho al buscavidas que crece como la espuma en el mundo del crimen organizado.

Llegaron muchos más títulos pero ninguno tan célebre: 'Falsa Seducción' (Jonathan Kaplan, 1992), 'Cop Land (James Mangold, 1997), 'Hannibal' (Ridley Scott, 2001), 'Las seductoras' (David Mirkin, 2001), 'Blow' (Ted Demme, 2001),... Su prolífica carrera suma torno al medio centenar de películas.

Con los años, el número de proyectos descendió hasta que, recientemente, su figura había resurgido. Dan fe cintas como 'Historia de un matrimonio' (Noah Baumbach, 2019), 'No Sudden Move' (Steven Soderbergh, 2021) o 'Santos criminales' (Alan Taylor, 2021), la precuela de 'Los Soprano'.

Acababa de rodar ' Cocaine Bear' y 'El tonto' y tenía otros tres films pendientes. La emisión de la última serie que grabó, 'Black Bird', ya será póstuma. Ligado al cine hasta el último aliento, la vida de Ray Liotta comenzó con todo en contra. Sus padres le abandonaron en un orfanato.

Allí fue adoptado por Alfred y Mary Liotta. Junto a ellos y a su hermana Linda, también adoptada, fue feliz pero la obsesión de conocer sus orígenes no le abandonó. Tampoco la tenacidad para dar con su madre biológica gracias a una sesuda investigación.

Así descubrió que tenía una hermana y cinco hermanastros. Por Mary Liotta sentía devoción y el golpe de su muerte, precisamente durante el rodaje de 'Uno de los nuestros', le marcaría para siempre. El cáncer se la llevó en pocos meses y, según confesaría tiempo después, el rodaje le ayudó a canalizar sus emociones.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE