martes, 3 de mayo de 2022


 El ministro israelí de Relaciones Exteriores, Yair Lapid, criticó este lunes la afirmación de su homólogo ruso Serguéi Lavrov de que Hitler "tenía sangre judía", y convocó al embajador ruso para pedirle "aclaraciones".

Desde que comenzó la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero, Israel ha tratado de mantener un delicado equilibrio entre Kiev y Moscú, pero las palabras de Lavrov desataron la indignación.

Rusia ha reiterado en varias ocasiones que desea "desmilitarizar" y "desnazificar" Ucrania, una exrepública soviética gobernada por un Ejecutivo prooccidental.

El presidente ucraniano, Volodimir "Zelenski, esgrime este argumento: ¿cómo puede estar presente el nazismo [en Ucrania] si él mismo es judío?", dijo Lavrov, según se transcribe en el sitio web de su ministerio. Y agregó: "Puedo equivocarme, pero Hitler también tenía sangre judía".

"Los comentarios del ministro Lavrov son escandalosos, imperdonables y un horrible error histórico", condenó Lapid en una breve declaración, y dijo que se había convocado al embajador ruso en Israel para "aclaraciones". 

El primer ministro de Israel, Naftali Bennett, también denunció las "mentiras" de Lavrov y afirmó en un comunicado que la guerra de la era actual no es comparable al Holocausto

 

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE