jueves, 12 de mayo de 2022


 

Soldados israelíes mataron a tiros ayer a una mujer palestina desarmada en Cisjordania y palestinos incendiaron un santuario reverenciado por judíos, informaron funcionarios israelíes y palestinos.

Fue el episodio de violencia más reciente durante el mes sagrado del ramadán.

La tensión ha aumentado a medida que el ramadán de este año coincide con las principales festividades judías y cristianas.

Las protestas durante el ramadán del año pasado degeneraron en una guerra de 11 días entre Israel y los militantes de Gaza.

El ejército israelí dijo que disparó a la parte inferior del cuerpo de la mujer después de que se acercó a un puesto de control militar cerca de la ciudad cisjordana de Belén e ignoró las órdenes de detenerse y los disparos de advertencia al aire.

El Ministerio de Salud palestino dijo que la mujer, que tenía unos 40 años, murió más tarde a causa de sus heridas en hospital.

Asaltantes palestinos a menudo llevan a cabo ataques en puestos de control israelíes en la ocupada Cisjordania. Pero palestinos y grupos de derechos humanos dicen que el ejército a menudo usa fuerza excesiva y en algunos casos ha herido o matado a personas no involucradas en la violencia.

El ejército israelí confirmó que se encontró que la mujer estaba desarmada y dijo que el incidente estaba bajo investigación.

La tumba de José

El sábado por la noche unos palestinos marcharon hacia un santuario en Cisjordania venerado por judíos y lo incendiaron antes de ser dispersados por fuerzas de seguridad palestinas, informó el general de brigada Ran Kochav.

Imágenes en redes mostraban partes de la Tumba de José destruidas y chamuscadas.

La Tumba de José, en la ciudad cisjordana de Nablus, es un controvertido lugar de oración. Algunos judíos creen que el José de la Biblia está enterrado allí, mientras los musulmanes creen que es la tumba de un jeque.

 

 

 

CREDITOS A HOY