jueves, 5 de mayo de 2022


 

En el proceso pasado de licitación del almuerzo escolar realizado por el Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie), participaron 624 empresas en situación de colusión, situación que llevó a la Dirección General de Contrataciones Públicas a llevar el caso a la Procuraduría General de la República.

El director del Inabie, Víctor Castro, al ofrecer la información explicó una investigación determinó que estas empresas están relacionadas entre sí lo que restó competitividad al proceso.

“La DGCP depositó en Procuraduría una iniciativa donde decía que había 624 empresas en situación de colusión y hubo una persona que se acercó a nosotros y nos enseñó un listado con 14 empresas que estaban cocinando en una sola cocina. Esas empresas están relacionadas entre sí y resta competitividad al proceso”, explicó Castro en una visita al Diario Libre.

Sobre los procesos de licitación en marcha para suplir el almuerzo escolar en la jornada extendida dijo que serán seleccionados 1,340 suplidores de los 2,175 que se registraron para participar, para suplir un millón 400 mil raciones para el año escolar 2022-2023.

Castro explicó que desde que asumió el cargo ha procurado un acercamiento de la institución y los servicios que se ofertan y tratando de cambiar la imagen que tradicionalmente se ha tenido del Inabie.

“La inversión que se hace en los estudiantes, que este año es de unos treinta mil millones, no se ha monitoreado efectivamente, pues no hay un acercamiento de la institución y los servicios ofertados  y estamos tratando de revertir eso”, indicó

Acercamiento con los suplidores

Víctor Castro explicó que se ha reunido con los grupos de suplidores, previo a los nuevas licitaciones, para evitar que continúen las quejas históricas que tienen que ver con procesos viciados y otra con atrasos de pagos. 

“Estamos haciendo procesos de licitaciones transparentes y territoriales. Se han socializado los pliegos de condiciones, para que al final no tenga impugnaciones, ni quejas mayores, aunque puede pasar, pues en ningún proceso de este país, de instituciones públicas o privadas, participan tantos oferentes, y con la inversión de 21 mil millones de pesos”, agregó.

Este miércoles se inició el peritaje a las 2,175 mipymes y para ello el Inabie contrató una empresa outsourcing para comprobar la capacidad instalada, los equipos e higiene y la distancia entre la cocina y el centro.

El director del Inabie dijo que las cocinas deben estar a un máximo de 10 kilómetros del centro educativo como una forma de impactar el territorio, la inocuidad y la temperatura a la que llegue la comida. 

Resistencia  a los cambios

Se realizan 35 procesos, uno por cada provincia y cuatro por el Gran Santo Domingo (los municipios Boca Chica, San Antonio de Guerra, Los Alcarrizos y Pedro Brand) y no se permitirá que una cocina de una provincia supla en otra, ni siquiera de un municipio a otro.

“El Inabie ahora impuso criterios y puntuación, para que no sea el Inabie que a discreción haga la adjudicación. Somos una gestión transparente y lo que queremos es que el proceso defina a quién se le adjudica y a quién no, para lo cual cada uno de los elementos que estamos midiendo tiene una puntuación”, refirió Castro.

Explicó, además que con el precio de la comida se puso un punto de referencia y el suplidor puede ir un 5 % por encima o un 5 % por debajo, lo que permitirá tener unas métricas de capacidad instalada y precio. ”Y ahí no hay discrecionalidad para el director ejecutivo o para su equipo  de asignar raciones alimenticias a uno u otro oferente”, aseveró.

También aseguró que no hay intención de excluir a Mipymes porque es el Ministerio de Industria y Comercio quien las certifica, no el Inabie, y que los procesos deben estar listos en junio, para preparar en julio toda la documentación que permita pagar el anticipo del 20 %, de tal forma que al llegar a agosto, la mayoría de los suplidores tengan  su anticipo y flujo de caja para operar sin problema.

“Es natural que los cambios traigan resistencia, un proceso de transparencia te va a traer mucha resistencia. El pliego de condiciones es claro cuando señala que una cocina para participar tiene que estar instalada, no ganar la licitación y salir a buscar una.  Y en la licitación pasada hubo gente que participó sin cocina y terminaron vendiendo las raciones”, concluyó el director del Inabie.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE