miércoles, 13 de abril de 2022

 


El ejército ruso amenazó el miércoles con atacar centros de mando en la capital ucraniana, Kiev, que Moscú había renunciado a tomar hasta ahora, si las tropas ucranianas siguen atacando el territorio ruso.

"Vemos intentos de sabotaje y bombardeos de las fuerzas ucranianas contra posiciones en el territorio de la Federación de Rusia", dijo el portavoz del ministerio ruso de Defensa, Igor Konashenkov.

"Si estos hechos continúan, el ejército ruso atacará centros de toma de decisiones, también en Kiev, lo que el ejército ruso se ha abstenido de hacer hasta ahora", añadió.

Las fuerzas rusas se retiraron de la región de Kiev a finales de marzo. Durante un mes, trataron de rodear la capital y la bombardearon.

Moscú dispone entre otros de misiles hipersónicos, imposibles de destruir en vuelo debido a su velocidad, y dice haberlos utilizado ya en Ucrania.

El portavoz del ministerio ruso de Defensa también anunció este miércoles que la zona del puerto de Mariúpol, una ciudad estratégica del sureste de Ucrania, había sido conquistada.

El lunes, el jefe de los separatistas prorrusos de Donetsk, que combaten junto al ejército ruso en Mariúpol, hizo el mismo anuncio.

"Los restos de las unidades ucranianas y de los nazis [del batallón] Azov presentes en la ciudad están bloqueados y privados de la posibilidad de salir del cerco", dijo Konashenkov el miércoles.

También aseguró que Moscú había destruido 36 objetivos militares ucranianos durante ataques en las últimas 24 horas.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE