lunes, 11 de abril de 2022


El expresidente de la República, Hipólito Mejía, agradeció a todo el pueblo dominicano a través de una carta pública la gratitud que le fue demostrada tras la pérdida de su esposa doña Rosa Gómez de Mejía el pasado 21 de marzo.

Mejía, en su misiva agradece al presidente de a República y su esposa, Luis Abinader y Raquel Arbaje; a los obispos y sacerdotes católicos dominicanos; a los representantes de los diversos credos religiosos del país al igual que a los partidos políticos nacionales y extranjeros.

De igual forma agradeció a sus compañeros del Partidos Revolucionario Moderno (PRM); amigos y familiares; a la prensa y a todo el pueblo dominicano en general.

El dirigente del PRM señala que la partida de la matriarca, doña Rosa, tanto para él como para sus hijos, nietos y demás familiares fue un “duro e inesperado golpe”.

“Uno que cuesta enorme trabajo mentalizar y aceptar para que nuestras vidas continúen adaptadas a esta nueva realidad, sin la presencia de aquel fundamental ente catalizador de la fe y el compromiso de todos nosotros”, destaca Mejía en la carta.

El exmandatario dijo que, ante ese triste acontecimiento, “la simiente que doña Rosa” volcó durante toda su vida, se destacó por una desbordante solidaridad que todas las personas hacia su familia.

“Las muestras de afecto, respeto y consideración recibidas por nosotros desbordaron la capacidad para agradecer con un abrazo a tantas y tantas manifestaciones de afecto que hemos acogido. Por ello, quiero reiterar, mediante esta carta abierta, mi gratitud ante esas cálidas expresiones de condolencias que nuestra familia ha recibido en este difícil momento”.

Hipólito Mejía expresó que a través de la carta espera dejarles a todas las personas que se preocuparon y mostraron muestras de cariño por el fallecimiento de doña Rosa, su más sincero agradecimiento y con ellos, la reiteración de que la obra de doña Rosa aún no ha terminado sino “que tiene en cada uno de ustedes, como de nosotros, un soldado más en favor de su lucha por la unión y el bienestar y el progreso de la gran familia dominicana”.

Doña Rosa Gómez de Mejía, ex primera dama de la República y esposa del exmandatario Hipólito Mejía, falleció la noche del lunes 21 de marzo a causa de un infarto a la edad de 82 años.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE