viernes, 22 de abril de 2022


 

La gobernadora Rosa Santos lamentó ayer la muerte de tres jóvenes tras un conflicto entre bandas por la supuesta disputa de un punto de drogas en la comunidad Cuesta de Quinigua, del distrito municipal San Francisco de Jacagua, y garantizó que fortalecerán la seguridad en la zona.

“Vamos a fortalecer lo que se ha estado haciendo en esa comunidad, donde se ha duplicado la vigilancia policial”, aseguró en declaraciones vía telefónica.

Prometió que reforzarán más la zona con equipos y más patrullajes policiales.

Santos informó que el próximo lunes se reunirán con funcionarios del Ministerio de Interior y Policía, fiscales y comunitarios de Jacagua para coordinar las acciones que implementarán para prevenir hechos sangrientos como los transcurridos.

Ayer la Policía dijo que investiga el hecho ocurrido la tarde del miércoles en unos matorrales de un lugar apartado de Cuesta de Quinigua, donde fallecieron Johnny Rafael Victoria Reinoso (Sasitiro), de 32 años; Brailyn Díaz (Juan Melena) y Ángel Roberto Báez Reyes, de 21 años. Los dos últimos residían en Los Cocos de Jacagua.

Según versiones preliminares, los jóvenes fueron heridos por dos personas desconocidas que se presentaron a un punto de venta y distribución de drogas, propiedad de una persona identificada como “La J”, prófuga. Luego de cometer la agresión huyeron con rumbo desconocido.

La uniformada dijo que cuatro personas son interrogadas en torno a los hechos.

Director distrital pide investigación

El director de la Junta Distrital San Francisco de Jacagua, Miguel Ferrera (El Charro), expresó pesar por la tragedia donde murieron tres jóvenes de la comunidad, al tiempo que pidió a las autoridades investigar el caso a profundidad y establecer responsabilidades.

Los cadáveres fueron llevados al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

 

 

CREDITOS A HOY