viernes, 22 de abril de 2022

 


El expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández fue extraditado este jueves a Estados Unidos, que lo acusa de recibir "millones de dólares" de los cárteles de la droga.

A cambio del dinero, que incluye un millón de dólares del encarcelado capo Joaquín "Chapo" Guzmán, los narcotraficantes pudieron operar en Honduras con "total impunidad", según la justicia estadounidense que acusa a Hernández de crear un "narcoestado".

"Soy inocente y estoy siendo sometido a un proceso de manera injusta", dijo Hernández en un video divulgado en Tegugigalpa horas antes de abordar el avión de  la DEA que lo trasladó a Estados Unidos.

El ex mandatario, que dejó el poder el 27 de enero tras ocho años en la presidencia, comparecerá este viernes ante el juez Stewart D. Aaron del tribunal del distrito sur de Manhattan, que decretará su prisión provisional o, por el contrario, si le deja en libertad condicional hasta que se siente en el banquillo para responder por los tres cargos de los que se le acusa.

Hernández, de 53 años, está acusado de tráfico de cocaína y uso o porte y conspiración para uso o porte de armas de fuego, que le pueden dejar el resto de su vida en la cárcel.

Según un documento de la fiscalía hecho público este jueves, Hernández está acusado de "participar y conspirar en una asociación ilícita violenta y corrupta de tráfico de drogas" que envió "500 toneladas" de cocaína a Estados Unidos entre 2004 y 2022.

Con esos fondos de origen ilícito, se "enriqueció y financió su campaña política y cometió fraude electoral" en los comicios presidenciales de "2013 y 2017".

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE