jueves, 14 de abril de 2022


El presidente estadounidense, Joe Biden, anunció el miércoles un paquete de 800 millones de dólares de ayuda militar para Ucrania, donde Rusia amenazó con bombardear centros de mando en Kiev si sigue recibiendo ataques en su territorio.

"Vemos intentos de sabotaje y bombardeos de las fuerzas ucranianas contra posiciones en el territorio de la Federación de Rusia", dijo el portavoz del Ministerio ruso de Defensa, Igor Konashenkov. 

"Si estos hechos continúan, el ejército ruso atacará centros de toma de decisiones, también en Kiev, lo que el ejército ruso se ha abstenido de hacer hasta ahora", añadió.

El miércoles, la fuerzas ucranianas reivindicaron un ataque contra el crucero ruso Moskva en el mar Negro. "Los misiles Neptune que vigilan el mar Negro causaron daños muy graves al barco ruso", indicó el gobernador de Odesa, Maksym Marchenko.

Posteriormente, el ministerio ruso de Defensa confirmó que el barco resultó "seriamente dañado" por un incendio que hizo estallar su munición. La tripulación fue evacuada y las causas del suceso se están determinando, precisó citado por agencias estatales.

La capital ucraniana se ha visto libre de los combates desde finales de marzo con el repliegue de las tropas rusas de esa región, que dio paso a imágenes que conmocionaron al mundo, como las decenas de civiles muertos en Bucha.

Esta localidad recibió la visita del fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, que consideró que Ucrania era la "escena de un crimen" donde se podrían estar "cometiendo delitos de la competencia de la Corte".

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE