miércoles, 23 de marzo de 2022


 

Las escaleras eléctricas de las estaciones Pedro Mir y María Montez de la línea 2 del Metro de Santo Domingo tienen más de una semana fuera de servicio, lo que dificulta el desplazamiento de los usuarios, sobretodo, a personas envejecientes o con alguna discapacidad físico-motora.

La escalera de la Pedro Mir es una de las más empinadas y la gente la sube agotada. Algunos tienen que descansar a mitad o cuando llegan a su final. Ninguna autoridad informa lo que sucede, pero tampoco se observan técnicos trabajando.

La que se usa para bajar funciona perfectamente, pero en ocasiones también es cerrada para que los usuarios no la usen y se pasa el día dando vueltas y la gente bajando por las de concreto.

Igual ocurre en la estación María Montez. De acuerdo con Brígido Nicacio Almonte, un señor de 65 años, es un "abuso" que tengan las escaleras eléctricas apagadas. Dijo que no le gusta subir en ascensores, por lo que se ve obligado a subir por las escaleras a pie.

“Mire hermano, esto no es fácil es explotado que uno sube, mire como estoy”, dijo el hombre jadeando que apenas podía hablar en la estación Pedro Mir.

Otra estación que tenía el mismo problema, pero que ya fuera superado luego de meses sin movimiento de la escalera para subir, es la de Los Taínos, de la línea 1. Usuarios también denuncian dificultades de escaleras apagadas en otras estaciones, en ocasiones por horas o días.

 

DIARIO LIBRE