jueves, 10 de marzo de 2022


 

Conocido mundialmente por su capacidad con las armas a distancia, Wali, apodado así con el paso del tiempo, es un exsoldado canadiense que estuvo al servicio de este país durante 2009 y 2011, cuando las tropas de Estados Unidos y Canadá fueron enviadas a Afganistán.

A pesar de estar retirado, este hombre viajó -esta vez como voluntario- en 2015 para combatir en Irak. Precisamente, cuando el Gobierno de Volodímir Zelenski en Ucrania convocó a los militares de todo el mundo que quisieran ir a defender su país, Wali no lo dudó.

El famoso francotirador de 40 años, quien ostenta el récord de la mayor muerte a distancia, viajó a Ucrania equipado con una máscara para gas, un traje camuflado y binoculares. Su equipaje ligero obedece a la dotación que él le dijo al diario La Presse que seguramente le proveerían en tierras europeas. “Seguramente nos darán armas y placas de armadura”.

 

 

DIARIO LIBRE