jueves, 10 de marzo de 2022


 

Las interrogantes se mantienen entre los afiliados al sistema de pensiones dominicano tras reportarles en sus informes mensuales recientes una disminución en el balance total de su cuenta para el retiro. A pesar de las explicaciones dadas por la Superintendencia de Pensiones (Sipen) y la Asociación Dominicana de Administradoras de Fondos de Pensiones (Adafp), que lo atribuyen al alza de la tasa de política monetaria y de la apreciación del peso frente al dólar, persisten dudas.

Con el fin de entender más la situación, Diario Libre le hace siete preguntas al economista Arismendi Díaz Santana, quien dirigió el equipo técnico que diseñó el Sistema Dominicano de Seguridad Social y redactó la Ley 87-01 que lo creó, y al que pertenecen 4 millones de cotizantes.

—Vemos que en febrero teníamos un monto en nuestro fondo de pensión individual y al mes siguiente bajó. Es como si el banco te dijera que tus ahorros disminuyeron de repente sin haberlos gastado. ¿Esto es legalmente posible?

Es posible, debido a los factores señalados por la Sipen. Porque se trata de inversiones en mercados de valores no especulativos, pero que pueden fluctuar dependiendo de las variables macroeconómicas internas e internacionales. Es como ocurre con los precios del petróleo, el dólar, el euro y con el peso dominicano.

—Las AFP y la Sipen explican que la baja se debió al incremento desde noviembre de la tasa de política monetaria y de la apreciación del peso frente al dólar, que impactó en la conversión a pesos del rendimiento de las inversiones en dólares de los fondos de pensiones. ¿No debería haber un fondo para cubrir eso?

Los artículos 104 y 105 de la Ley 87-01 garantizan la rentabilidad mínima de las inversiones. Pero lo que ocurrió fue que el monto del fondo de pensión se devaluó y en forma muy significativa. Por eso es importante que la Sipen informe en cuánto y en qué proporción se redujo el fondo de los trabajadores, y en cuáles instrumentos financieros se produjo. En realidad, en el período hubo rentabilidad de la inversión del fondo, alrededor del 1.0 por ciento mensual. Pero el problema es que la pérdida del valor del principal fue mucho mayor que las aportaciones y la ganancia del mes, dando como resultado un saldo negativo que el país tiene derecho a saber en qué magnitud.

Mis estimados preliminares indican que esta caída fue de por lo menos unos 15,000 millones de pesos, porque el fondo estaba creciendo alrededor de 10,000 millones de pesos cada mes. Es solo un estimado de acuerdo al comportamiento de los últimos tres meses publicados por la Sipen.

—¿Esto ha pasado antes o es la primera vez que los balances individuales de los fondos de pensiones registran una baja?

Es la primera vez que pasa en el país, gracias a la estabilidad macroeconómica de las últimas décadas. Pero ha ocurrido en otras naciones y los fondos se han recuperado con el tiempo. Por eso es importante que las autoridades de la Sipen y del Banco Central ofrezcan información sobre el posible comportamiento del mercado financiero local e internacional para los próximos meses.

—¿Cree que la Sipen está actuando correctamente frente a la situación?

Como siempre, las autoridades están reaccionando solo después de las críticas y la reacción de la gente en las redes sociales. Si se hubiese informado con tiempo en forma oportuna, completa y sencilla, la gente no estuviera tan sorprendida y desesperada. De todas formas, faltan muchas informaciones que debe entregar la Sipen para que la opinión pública esté mejor edificada y para que los afiliados comprendan mejor la situación. Además, las explicaciones deben ser más sencillas, menos técnicas, porque la inmensa mayoría de los afiliados carece de experiencia y conocimiento de estos temas.

Para mayor transparencia en este tema tan delicado, y en aras de tranquilizar a millones de dominicanos afiliados y de edificar a la opinión pública, la Fundación Seguridad Social para Todos (que dirige) considera oportuno y necesario que la Sipen publique un informe oficial, actualizado, donde responda, entre otras, a las siguientes preguntas: 

1.- ¿Cuál es el monto total y el porcentaje de las pérdidas del valor de los instrumentos financieros del fondo de pensión acumulado?

2.- ¿Cuáles han sido los instrumentos financieros de los fondos de pensión más afectados y en qué proporción?

3.- ¿Cuánto fue el monto total y el porcentaje de la rentabilidad obtenida durante el período por los trabajadores dominicanos afiliados?

4.- ¿Cuál fue el monto total de la comisión descontada y cobrada por las AFP a los afiliados durante el periodo de referencia?

5.- ¿Cuáles son las opciones disponibles para paliar esta crisis, en el caso de continuar esta situación?

6.- ¿Cuándo se espera que pueda revertirse un saldo negativo tan perjudicial para los futuros pensionados y jubilados del país?

—Teníamos menos dinero a principio de marzo en el balance individual, pero las AFP siguen ganando comisión. ¿Qué le parece esto?

Ciertamente, ese es uno de los puntos que debe conocer la población. Actualmente, la comisión que reciben las AFP no depende de la existencia de ganancias de los afiliados, como antes. Ahora la comisión se calcula sobre la base del 1.15 por ciento anual de todo el fondo acumulado. Y lo paradójico es que, aunque este se redujo, hubo ganancias para las AFP. Lo que debe decir la Sipen es cuál fue su monto.

—¿Qué cree que está pasando y los cotizantes debemos prestar atención para –de ser necesario- reclamarlo?

Algo bueno de esta crisis es que le está demostrando a la gente que debe ocuparse más de vigilar sus ahorros para el retiro y que debe interesarse, porque de ello depende su futuro. Y debe identificar y escuchar a los medios, entidades y personas independientes que realmente defienden sus intereses. Además, los medios de comunicación deben prestar mayor atención al curso de los acontecimientos e informar con objetividad, profesionalidad e imparcialidad.

—¿Qué futuro le ve al sistema de pensiones dominicano? 

El futuro del sistema de pensiones depende en gran medida de las reformas que se introduzcan en la ley. Todos debemos tomar en serio lo que dicen los expertos, de que en las condiciones actuales las pensiones no serán suficientes para garantizar una vejez digna. Hay que fortalecer el sistema actual, con reformas valientes como han hecho en otros países. Y no dejarse llevar de grupos que plantean sistemas sin demostrar cómo serán financiados y cómo garantizar su sostenibilidad.

 

 

DIARIO LIBRE