jueves, 24 de marzo de 2022


 

Ante la falta de interés que muestran los dominicanos para trabajar en el sector agropecuario, los productores se ven obligados a contratar mano de obra indocumentada para seguir produciendo. Los dueños de fincas están conscientes de que están violando la ley, pero aseguran que la Dirección General de Migración no agiliza el proceso de legalización.

“Siempre en Dominicana se ha dado permiso de trabajo vía Interior y Policía; ese carnet se renueva cada cierto tiempo. Pero, por ejemplo: hace dos años que no se renuevan, entonces, los que están, están vencidos, y cuando Migración o la guardia los encuentra, se los llevan”, expresó Marcos Rodríguez, presidente de la Asociación de Productores de Arroz del Noroeste.

El también secretario general de la Federación Nacional de Arroceros (Fenarroz), dijo a Diario Libre que, cuando se está en proceso de la cosecha de guineo, la situación se les complica porque deben cumplir con un horario para empacar y llevar las cajas al puerto para exportarlas.

“A veces no podemos cumplir porque, cuando perdemos el personal que es especializado para hacer eso, entonces, la labor se pierde. Uno lo repone con otros trabajadores, pero no con el conocimiento que ya tú tienes”, expresó.

En el caso del sector arroz, Rodríguez explicó que, cuando van con las máquinas a cortarlo, en muchas ocasiones les quitan los trabajadores, perdiendo el día, porque hay que "ir a resolver a la fortaleza".

En cambio, Marcelo Reyes, presidente de la Federación Nacional de Arroceros (Fenarroz), estimó que el trabajador del campo en áreas como el sector que representa gana más que cualquier empresa en la ciudad.  

 

 

DIARIO LIBRE