jueves, 24 de marzo de 2022


 

Para hacer frente a la partidarización de la educación,  la falta de continuidad y coherencia de las políticas, estrategias y programas,  y una cultura de toma de decisiones, en la selección y abandono de programas, en base a criterios alejados de las evidencias, instituciones del sector educativo propusieron la reactivación formal del Pacto Nacional para la Reforma Educativa.

La reactivación sería, a través de la renovación de sus mecanismos de seguimiento, para que de forma ágil, eficiente y transparente aporten al avance del andamiaje y el seguimiento oportuno del acuerdo.

En una carta depositada  al Comité de Coordinación Conjunta y a la Asamblea Plenaria del Pacto explican que  la lectura de la experiencia vivida durante estos años, unida a los resultados de las investigaciones sobre los aprendizajes de nuestros estudiantes, los han llevado a identificar seis “nudos gordianos” que es necesario desatar.

Citaron que también hay que revolver  la ausencia de una cultura rigurosa de seguimiento, monitoreo y evaluación de los procesos y resultados, la falta de profesionalización de la gestión educativa, en general y, principalmente, de la función docente y  la falta de empoderamiento de los centros educativos para que ellos asuman el liderazgo que les corresponde como unidades responsables de la gestión de los procesos educativos y de los procesos de reformas que sean necesarios ejecutar.

“Si realmente se quiere transformar la educación en nuestro país, sugerimos que estas problemáticas sean abordadas y analizadas en el marco de la asamblea del Pacto, con miras a contribuir con su solución”, expresa el documento.

 

DIARIO LIBRE