martes, 15 de marzo de 2022


 

La crisis política no da tregua en Perú y este lunes abrió un nuevo capítulo que allana el camino para la posible destitución del presidente izquierdista Pedro Castillo, con la decisión del Congreso de admitir a debate una moción presentada por un sector de la oposición parlamentaria.

Con 76 votos a favor, 41 en contra y uno en abstención, el hemiciclo peruano, que domina la oposición, dio luz verde a que Castillo sea sometido a un juicio político y deba presentarse ante el pleno para brindar sus descargos sobre los 20 puntos en los que se sustenta esta iniciativa legislativa multipartidaria.

La fecha para el debate y la votación de la moción se fijó para el próximo lunes 28 de marzo, justo el día en que el mandatario cumplirá ocho meses de gestión y deberá acudir a la cámara o enviar a su abogado para ejercer su derecho a defensa.

El pedido de destitución fue presentado la semana pasada por el vocero del partido ultraderechista Renovación Popular, el legislador Jorge Montoya, y contó con el apoyo en bloque de su agrupación, así como del partido fujimorista Fuerza Popular y los conservadores Acción Popular, Avanza País y Podemos Perú, y la gran mayoría de Alianza para el Progreso y Somos Perú.

Para dar continuidad al proceso, se requería el voto favorable de 50 de los 120 congresistas presentes en la sesión plenaria, una meta que se superó de largo, a diferencia de un primer intento de destitución que impulsó la oposición en noviembre pasado, cuando no se alcanzaron los votos para admitirlo a trámite. 

 

DIARIO LIBRE