martes, 8 de marzo de 2022


 

A las Casas de Acogida van las mujeres con sus hijos e hijas, cuyas vidas están en riesgo a causa de la violencia de género e intrafamiliar, y consciente de que estos lugares son espacios para salvar vidas, el Ministerio de la Mujer está enfocado en que haya, por lo menos, una de estas en cada una de las provincias.

“Llegan mujeres muy lastimadas, muy heridas y dolidas. Le prestamos mucha atención para que reciban un servicio cálido, humano… como estar en una familia que te cuide, que te oriente, que trabaja junto a ti, para ayudarte a salir del círculo de violencia en el que llegaste”, aseguró la ministra de la Mujer, Mayra Jiménez, en una conversación con Diario Libre.

Actualmente hay quince de estos albergues en funcionamiento, y este año tienen la meta de incorporar siete casas más, además de un centro nacional con capacidad para más de 200 personas.

La ministra precisó que actualmente hay 15 de estos albergues en funcionamiento, y este año tienen la meta de incorporar siete casas más, además de un centro nacional con capacidad para más de 200 personas. Sin embargo, de las 15 casas, diez son alquiladas.

La funcionaria explicó que cuando el Gobierno del presidente Luis Abinader asumió la conducción del país, solo habían tres casas operando en “condiciones deplorables” y dos en construcción. Por esto terminaron de construir las dos que estaban iniciadas y acondicionaron las otras tres.

No obstante, el Gobierno estaba convencido de que solo cinco Casas de Acogida no eran suficientes, y para buscarle una solución a esa situación, se optó por alquilar.

Actualmente, la ministra de la Mujer está haciendo esfuerzos para que las autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR) les faciliten algunos de los inmuebles que son decomisados a los que incurren en crimen organizado.

Leticia Payano, coordinadora Nacional de Casas de Acogida, acompañó a la ministra de la Mujer, y precisó que en estos hogares hay albergadas 82 personas en situación de vulnerabilidad (hasta el 28 de febrero 2022). Se manejan con total discreción las identidades y las ubicaciones de las albergadas y sus hijos e hijas para evitar situaciones adversas.

 

DIARIO LIBRE