viernes, 11 de marzo de 2022


 

Como resultado de las interceptaciones telefónicas a los diferentes “empleados” de los call centers de Santiago, el Ministerio Público determinó que la red Discovery tenía un sicario a su servicio.

En su expediente de 298 páginas, el organismo de persecución establece que el imputado David Antonio Guzmán Javier es un miembro importante de la organización criminal, además que comprobó que era “un sicario al servicio de Genaro Antonio Hernández Caba (a) Moreno K5”, propietario de uno de los centros de operaciones más temible de la red criminal. Ambos tenían nexos con la banda internacional Los Trinitarios, que le suplían las armas ilegales, asienta el expediente de medida cautelar.

En el centro fraudulento, ubicado en el nivel tres de un edificio sin número de la autopista Duarte próximo a la avenida Sabaneta de la Paloma, Santiago de los Caballeros, Guzmán Javier tenía las funciones de: abrir y cerrar el establecimiento, controlar las operaciones ilegales que allí se llevan a cabo, recoger dinero proveniente de los envíos que le realizan desde Estados Unidos otros miembros de la organización y las víctimas.

 

DIARIO LIBRE