miércoles, 2 de marzo de 2022


 

El mayor reto que tiene la República Dominicana en términos económicos es superar la situación provocada por el conflicto entre Rusia y Ucrania, que impactaría mayormente en los precios de los productos, el turismo y el comercio.

El exdirector de Impuestos Internos, Magín Díaz, dijo ayer que el enfrentamiento entre ambas nacionales crea incertidumbre en los precios internacionales de los combustibles y los insumos agropecuarios.

“Ha impactado los precios del petróleo, del gas natural, el carbón, o sea, eso tiene impacto en los precios de los combustibles, en el sector eléctrico, en el comercio”, agregó Díaz. “Importamos desde Ucrania más de 300 millones de dólares de hierro y acero -se importaron el año pasado- y el 15 por ciento del turismo viene de Rusia y Ucrania, por lo menos el mes pasado”.

El economista dijo que la incertidumbre que crea dicha situación lleva a los gobiernos a nivel global a monitorear ese conflicto para tomar medidas.

“El gobierno dominicano tendrá que enfrentar el incremento de precios con aumentos de subsidios y va a tener que reasignar gastos para abrir espacios, para que haya más gastos a los sectores que los necesitan”, indicó Díaz previo a participar en un desayuno temático bajo las perspectivas horizontes y retos económicos del 2022, donde estuvo como expositor junto con los economistas  Roberto Despradel, José Luis de Ramón y Rolando Guzmán.

En esa actividad, Despradel dijo que, a nivel de alimentos, materias primas y petróleo, si se compara con los precios de 2019, el trigo está -en los precios internacionales- un 48 % más alto que antes de la pandemia, el maíz un 88 % más elevado, la leche un 49 %, el cerdo un 91.5 % y el aceite de soya un 133 %.

 Además, la madera se ha incrementado un 224 %, la urea granulada un 189 %, el plástico como insumo un 65.3 % y el petróleo un 66.5 %. 

 

DIARIO LIBRE