miércoles, 23 de marzo de 2022




 

Las investigaciones sobre el fraude al programa Supérate buscan establecer la existencia de un supuesto hacker que estaría vendiendo los códigos de las tarjetas con las que se transfieren los recursos a los beneficiarios del subsidio social.

La arista parte de uno de los once detenidos recientemente por el fraude, quien habría declarado a las autoridades que compró tarjetas de Supérate a través de una página web y que, pagaron a un hacker para poder tener información de los códigos.

La información fue revelada a Diario Libre por una fuente cercana a las investigaciones, bajo reserva de su nombre.

El pasado sábado, la Policía Nacional informó el apresamiento de cuatro personas a las que le habrían encontrado 103 tarjetas de Supérate, mientras transitaban en la provincia de Barahona.

Los cuatro detenidos, Hansel Arturo Feliz, Francisco Andrés Sánchez de la Rosa, Anddy Reimi Ubiera y Euris Bautista Sánchez, habrían acudido a la provincia con fines de pasar las tarjetas en colmados, llegando a visitar más de uno de esos establecimientos previo a ser detenidos, según las informaciones. 

De acuerdo con la fuente, uno de ellos declaró haber comprado las informaciones de los códigos a un hacker, pero no reveló más detalles al respecto.

La compra de bases de datos a través de la web es una práctica que conocen bien en el ciberespacio. Arturo López Valerio, especialista en tecnología, sin embargo, entiende que solo en caso de que el sistema de pago de Supérate sea muy vulnerable, podría darse el acceso a las listas de los beneficiarios.

Duda que se trate de un ataque de índole internacional, debido que los casos que se han conocido en el país sobre este fraude apuntan a transacciones nacionales en pesos, no en moneda extranjera
 
DIARIO LIBRE