martes, 22 de marzo de 2022


 

Pese a que El Salvador registra una reducción sostenible de los contagios de COVID-19 y ya aplica la cuarta dosis de la vacuna para prevenir casos graves, las autoridades alertaron el martes sobre el inminente ingreso de nuevas variantes.

El ministro de Salud, Francisco Alabi, dijo que se está observando un incremento de los casos en países asiáticos que atribuyó a la circulación de la subvariante BA.2 de ómicron y de la hibrida deltacrón y advirtió que, debido a la movilización de personas entre países, éstas llegarán El Salvador y provocarán una nueva alza de casos.

“Se estima que, en tres o cuatro semanas, según modelos matemáticos, estemos experimentando el alza (de contagios) debido a BA.2”, advirtió.

El 17 de noviembre de 2021 El Salvador eliminó los requisitos sanitarios de prueba negativa de COVID-19 y cartilla de vacunación para ingresar al país.

Alabi afirmó que la mejor protección ante la enfermedad es la vacunación y reiteró el llamado a la población para que se aplique la cuarta dosis. Sin embargo, la respuesta no ha sido la que se esperaba.

En los cuatro días desde que comenzó la aplicación de la cuarta dosis, sólo 2,362 salvadoreños y un extranjero la han recibido, según cifras oficiales.

El ministro dijo que los nuevos casos diarios han registrado una considerable baja, pasando de 920 cuando se confirmó la presencia de la variante ómicron a 110 y que sólo 50 personas reciben atención en el Hospital El Salvador, que sólo asiste a pacientes con COVID-19.

Pero destacó que, ante el inminente incremento de las infecciones, el gobierno está priorizando la protección de los adultos mayores y las personas vulnerables con enfermedades como diabetes, hipertensión y otras dolencias crónicas. Por ello se ha iniciado la vacunación con la cuarta dosis en los centros de adultos mayores.

Desde el viernes El Salvador aplica la cuarta dosis a todos los mayores de 12 años y a los extranjeros sin importar su situación migratoria.

 

DIARIO LIBRE