martes, 1 de marzo de 2022


 

El primero de marzo de 2020, el italiano Claudio Pascualini fue ingresado al hospital militar Ramón de Lara, en la Base Aérea de San Isidro, donde permaneció ingresado por 54 días, siendo el primer caso de coronavirus confirmado en el país.

A dos años de este suceso, el mundo ha tenido grandes avances con el desarrollo de las vacunas y antivirales monoclonales que han salvado la vida de millones de personas.

A nivel global, en el planeta se han registrado 430,257,564 casos de COVID-19 y se han producido 5,922,047 muertes. En República Dominicana, hasta el boletín 711 se reportaban 574,556 casos registrados; 1,866 casos activos; 568,322 recuperados; 2,540,641 descartados y 4,368 defunciones.

En este segundo aniversario de la detección del COVID-19 en la nación, Diario Libre conversó con miembros del personal de salud que han vivido el impacto de las cinco olas de la pandemia de primera mano.

El gerente de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Centro Médico Domínico-Cubano, Emil Jorge Manzur, cuenta: “Cuando se avisó que había un virus que venía de China, tuvimos una reunión en la clínica y pensábamos que no iba a llegar porque el ébola amenazó y no llegó, pero, decidimos prepararnos como quiera”.

En tan solo una semana crearon una planta con aislamiento. Su primer paciente sospechoso fue un turista ruso que vino de vacaciones. “A uno se le mete un pánico, le hicieron la prueba y salió negativo”, dijo.

 

DIARIO LIBRE