martes, 15 de marzo de 2022


 

Encarar la crisis económica postpandemica agravada por la invasión rusa a Ucrania requiere enfocar el presente y la contingencia de prolongación que se avizora.

Así lo considera el economista y exgobernador del Banco Central, Guillermo Caram, en un documento en el que explica que para ello se necesita aumentar la capacidad de maniobra del gobierno mediante la inculcación de una cultura de ahorro: de exhortación al ahorro privado, avalándola y precediéndola, imprescindiblemente, por una conducta de ahorro público.

“De no prepararnos adecuadamente, quedaríamos expuestos a constreñimientos y privaciones inimaginables”, indica el profesional.

Entiende que la capacidad de maniobra del gobierno ha venido disminuyendo durante los últimos años originada por excesivos gastos corrientes por encima de las recaudaciones.

Dijo que esto ha obligado al gobierno a recurrir a endeudamientos que han ido reduciendo la capacidad de endeudamiento y dependencia, condicionando políticas y programas en función de los proveedores de recursos.

“En lo que va del año se sigue el mismo camino potencialmente agravado con los excesivos subsidios que se siguen prometiendo”, precisa.

Al 4 de marzo, durante 62 días del año, el gasto corriente diario viene incrementándose un 2.5 % por encima del nivel presupuestado, de por sí alto.

Agrega que los gastos superaban en RD$8 mil millones las recaudaciones. Sumadas las amortizaciones de la deuda, el faltante presupuestario se elevaría a RD$30 mil millones durante esos 62 días.

Señala que al gobierno le estaría faltando, en consecuencia, y al ponderar los nuevos subsidios anunciados, unos RD$500 millones diarios para no tener que endeudarse más de lo que está o está programado en el presupuesto. “De esta manera se eliminan las tentaciones de recurrir a emisiones monetarias conducentes a devaluaciones que acrecentarían la inflación”, dice.

 

DIARIO LIBRE