miércoles, 9 de marzo de 2022


 

Que el Gobierno compre legisladores para que voten a favor de la reforma constitucional que ha propuesto es "imposible", ha dicho José Ignacio Paliza, ministro Administrativo de la Presidencia y presidente del gobernante Partido Revolucionario Moderno (PRM). 

Las dos últimas reformas a la Constitución dominicana propuestas durante el gobierno del expresidente Danilo Medina exclusivamente para modificar lo relativo a la reelección sucedieron entre rumores y acusaciones de la oposición de que el Ejecutivo compraba a sus legisladores para levantar la mano por sumas que en algunas versiones rozaban los RD$100 millones, pero que lamentablemente no se pudieron confirmar.

El Gobierno había convertido el Congreso en un mercado persa, denunciaba el Partido Revolucionario Moderno (PRM) en 2015, cuando los legisladores despejaron el camino para que Medina se repostulara en el 2016. El expresidente Medina "circuló millonarias sumas", acusó en su momento Guillermo Moreno, presidente de Alianza País. En el último  intento de reforma a la Constitución dominicana propuesta durante el gobierno del expresidente Danilo Medina exclusivamente para modificar lo relativo a la reelección sucedieron entre rumores y acusaciones de la oposición de que el Ejecutivo compraba sus diputados y senadores para levantar la mano por sumas que en algunas versiones rozaban los RD$100 millones.

El PRM llegó a depositar en 2015 una denuncia en la Procuraduria General de la República, que dirigía Francisco Domínguez Brito, para que se realizara una minuciosa investigación "referente a que la reforma constitucional que cursó en el Congreso Nacional ha sido lograda en base al soborno y la compra de conciencia”, sostenía el diputado perremeísta Nelson Arroyo.

En el año 2019 nunca se presentó una reforma a la Constitución pero los rumores estuvieron allí cuando se debatía el artículo transitorio que impedía la repostulación de Danilo Medina para un tercer mandato consecutivo. Diputados como Fidel Santana, del partido Frente Amplio, aseguraban que el Gobierno ofrecía RD$35 millones a sus colegas por su voto.

En el año 2022, cuando Luis Abinader es el presidente de la República, y se presenta una propuesta de reforma a la Constitución, el presidente del  nada de eso volverá a ocurrir porque "no somos iguales", ha expresado Paliza. 

El exsenador afirma que "si alguien se dedicó en el pasado a usar prácticas como esas, nosotros no somos los que vamos a emular esas prácticas, si es que en algún momento existieron". 

Invitó a los políticos y a la sociedad a que acompañen una reforma que, "por primera vez, no tiene fines reeleccionistas", ya que no se pretende diseñar una Carta Magna "a imagen y semejanza de un hombre".

Los partidos de la Liberación Dominicana y Fuerza del Pueblo abandonaron la mesa del diálogo donde se debate la enmienda que propuso Abinader para, entre otras cosas, quitar al presidente la elección del Procurador. 

A ellos, Paliza les pidió que reconsideren su posición "porque indudablemente hay dos modelos: los que queremos justicia independientes, consolidar la independencia política del Ministerio Público; y los que quieren el modelo del pasado". 

"Nosotros queremos invitarlos a que abandonemos la vieja política y que abracemos las nuevas solicitudes de un pueblo que quiere el fin de la impunidad", sentenció el político entrevistado por Diario Libre en el Palacio de Gobierno.