miércoles, 23 de marzo de 2022


 

En momentos en que el precio internacional y local de los combustibles ha experimentado alzas considerables, producto de la carestía del petróleo, entre otros factores por la guerra ruso-ucraniana, la movilidad eléctrica pudiera ser una posible solución a los costos de los hidrocarburos.

Y partiendo de la experiencia del propietario de un vehículo eléctrico y de una empresa que cambió su flotilla de motocicletas de gasolina, la ventaja económica que tiene ese tipo de movilidad frente a las que operan con combustibles es “muy superior”.

“Cargar el carro completo, desde cero, anda entre 600 y 700 pesos y eso es equivalente a un tanque (de gasolina) de un carro normal. Ahí haces una relación: si echas 4,000 pesos o 3,000 pesos de gasolina en tu vehículo actual versus 700 pesos”, resaltó Víctor Gómez, propietario de un carro eléctrico.

Gómez detalló que su vehículo tiene una batería de 54 kilos y que cargarlo en su vivienda, si está completamente descargado, tiene un costo de 600 pesos, debido a que cada kilo de electricidad le cuesta 11 pesos, ya que en el proceso de carga se pierden dos o tres kilos.

Destacó que, además del ahorro en combustible que representan las unidades eléctricas frente a los de combustibles convencionales, el mantenimiento es el segundo costo que se evitan pagar los dueños de autos eléctricos.  

Explicó que el mantenimiento recomendado por el fabricante es: cada 10,000 millas rotar las gomas, cada dos años cambiar el filtro de aire, y en ese mantenimiento de dos años revisar el líquido de frenos y algunos fluidos, pero no tienen ningún mantenimiento adicional. 

 

DIARIO LIBRE