miércoles, 23 de febrero de 2022


 

El grupo de peregrinos de El Seibo, desalojados de sus tierras el 6 de septiembre del 2018, en San Francisco Vicentillo, La Culebra, llevan cuatro años pidiendo la devolución de la propiedad sin que ninguna autoridad los escuche.

Los campesinos que forman parte de la Asociación de productores Agropecuarios Mamá Tingó siguen a la espera de que se les devuelva 18 mil tareas de tierra que desde el 1975 la cultivaron.

Audilin Ubiera, miembro de la Asociación Campesina Mamá Tingó, dijo que recientemente sostuvieron un encuentro con una comisión del Instituto Agrario Dominicano (IAD), alegando que se reunieron con ellos luego de escuchar que estarían hoy marchando hasta el Palacio Nacional.

“Ellos vinieron porque nosotros lanzamos una promoción de que hoy 23 estaríamos protestando e hicimos un diálogo bien acalorado con ellos en la gobernación de El Seibo y ellos prometieron de que nos estarían resolviendo la situación”, dijo Ubiera.

Agregó que, del IAD no darle respuesta satisfactoria antes del día 15 de mayo, se verán en la obligación de retomar la marcha que tenían pautada de ir caminando con sus familiares y todo el que quiera apoyarlos hasta el Palacio Nacional, sin fecha de regreso.

Ubiera manifestó que desde el gobierno de Danilo Medina están luchando para que sean reubicados en sus terrenos y aseguró que el presidente Luis Abinader en tiempo de campaña “envió a varios funcionarios diciéndole que el problema se iba a resolver”.

“Cada vez que abordamos al presidente Abinader en las diferentes actividades que él asiste en la región Este, nos dice que ese tema de los peregrinos lo tiene resuelto y que nos va a devolver la tierra y que tiene tantos títulos y nada de eso se ha visto, porque nunca se ha reunido con los peregrinos”, indicó.

Precisó que el problema de las tierras ha sido mayúsculo, ya que durante el desalojo murió un niño de 12 años, y alegó que “todavía no se le ha hecho justicia”.

El peregrino sostuvo que las tierras están en manos de un señor cubano conocido como Pedro Guillermo Barona.

“Lo que nosotros nos preguntamos es, cómo una institución del Estado Dominicano, como es el Instituto Agrario Dominicano, va y dura meses midiendo más de 18 mil terrenos de tierra y se lo distribuye a más de 500 familias y nosotros tenemos los planos de esa distribución. Entonces nosotros tenemos esos terrenos sembrados de frutos mayores de cacao, plátano, aguacates, café, entre otros y todo se perdió”, explicó.

Dijo que están huérfanos porque no han tenido apoyo, por lo que hace un llamado a que se conduelan de los más pobres y les devuelvan un poco de luz, puesto han estado pasando mucho trabajo.

“Estamos pasando hambre”

Por su lado, la señora Nancy Eusebio, dijo que han estado “pasando hambre y pereciendo, por la burla de una sola persona, llamada Pedro Barona”.

“A Barona se le escucha y a nosotros los que somos los dueños de estas tierras no se nos escucha. Queremos que nuestro presidente Abinader, tome carta en el asunto porque donde quiera que él va, estamos detrás de él, reclamando, él nos conoce muy bien a los peregrinos, porque siempre llevamos nuestros poloché que dice peregrinos”, manifestó.

“Se rompió la paz en este lugar”

El padre Miguel Ángel Gullón dijo que desde el año 1975 “se rompió la paz en ese lugar” y aseguró que el expresidente Joaquín Balaguer dio un decreto de utilidad pública, el cual aseguró se ha venido violando.

“Aquí todavía corre la sangre, porque se asesinó a un niño de 12 años llamado Carlitos Rojas, donde acompañaba a un grupo de campesinos sin cometer ninguna falta, solamente porque un político muy fuerte de la zona ha llegado a violar la dignidad a todos los campesinos”, se lamentó.

Gullón sostuvo que sólo piden como peregrinos que esas tierras “manen leche y miel”, ya que es la voluntad de Dios, por lo que aseguró que así como hacen dos años salieron caminando desde El Seibo hasta el Palacio, lo seguirán haciendo.

Le hace un llamado al presidente Abinader de que aproveche el día 15 de mayo, día de la fiesta de San Isidro Labrador, para que haga la entrega de títulos.

Aseguró que la gobernadora Irene Martínez le ha dado su apoyo desde el inicio y explicó que como ella contactó a los de IAD, le darán tres meses para que puedan darle solución a su problemática.