lunes, 21 de febrero de 2022


 

Rusia denunció hoy que un proyectil lanzado desde territorio ucraniano destruyó completamente un puesto de avanzada fronterizo, algo que el Gobierno de Kiev negó tajantemente.

Según dijo a la agencia rusa Interfax el Servicio Federal de Seguridad (FSB), este lunes "un proyectil no identificado disparado desde territorio ucraniano destruyó completamente un puesto de avanzada de la Guardia Fronteriza en la región de Rostov, a unos 150 metros de la frontera ruso-ucraniana".

No hubo víctimas, los zapadores están trabajando en el lugar, dijo el servicio de seguridad.

El Servicio Estatal de la Guardia Fronteriza de Ucrania negó inmediatamente estas acusaciones.

"La declaración rusa sobre el bombardeo del puesto de los guardias fronterizos rusos es una provocación", indicó en un comunicado.

"Cabe señalar que la región de Rostov limita con el territorio de Ucrania controlado por el Gobierno ucraniano, así como con una parte no controlada del territorio de Ucrania, con una longitud superior de 400 kilómetros", señaló.

Además, recalcó que no recibió ninguna información del FSB ruso sobre una situación de emergencia.

"Al mismo tiempo, algunas fuentes señalan que ocurrió un accidente en el distrito de Neklyniv de la región de Rostov, que limita con el territorio no controlado de Ucrania", agrega el comunicado.

 

DIARIO LIBRE