sábado, 26 de febrero de 2022


 

Los pilotillos o muros bajos canalizadores instalados en calles y avenidas de la ciudad se han convertido en un peligro para conductores, principalmente motociclistas que impactan con las estructuras de cemento causando accidentes mortales.

Se trata de separadores viales colocados en avenidas como la Padre Castellano, George Washington, Tiradentes y otras vías que impiden la ocupación de carriles contrarios.

Sobre el puente de la 17 y la vía del mismo nombre es que hay mayor peligro. Conductores han impactado algunos de los muros de concreto y los han sacado de su línea, atravesándolos en medio de la vía.

Algunos conductores se descuidan y chocan con los muros causando daños a sus vehículos y poniendo en peligro sus vidas, principalmente los motoristas que por lo regular se caen y fracturan huesos.

La colocación de los muros es una responsabilidad del Ministerio de Obras Públicas para, junto a la Dirección General de Seguridad de Tránsito(Digesett), regular la circulación vial, pero ninguna de las dos instituciones corrige el problema.

Además del puente de la 17, existe el peligro de tener un accidente por los muros desorganizados y en medio de la vía en la avenida George Washington, próximo a Güibia y en la Tiradentes, cerca de la calle Rafael Augusto Sánchez.  

Diario Libre buscó información en el Ministerio de Obras Públicas para saber los planes que tiene y corregir el problema, pero no fue posible conseguir una reacción.

 

DIARIO LIBRE