viernes, 25 de febrero de 2022


 

Para comunitarios barahoneros resulta sospechoso que tras el apresamiento de siete personas dispuesto por el Ministerio Público con relación a la desaparición del niño Luis Ángel González Méndez ocurrida en Vicente Noble, Barahona, circule en las redes sociales un video de una llamada hecha por un supuesto secuestrador del menor, donde dice que este está bien y exige dos millones de pesos para su liberación.

El video producto de la llamada del supuesto secuestrador fue hecha hace pocas horas al celular del comunicador Alejandro Peña, quién de inmediato la puso a circular en las redes sociales y ha sido publicado en varios medios digitales noticiosos de la provincia de Barahona y otras zonas del país.

"Mueve a sospecha que precisamente cuando el Ministerio Público apresa  siete personas en Vicente Noble para fines de investigación, incluyendo la mamá del menor desaparecido, un supuesto secuestrador haga una llamada pidiendo dos millones de pesos para dejarlo libre, en la que dice que el niño se encuentra muy bien de salud", dijeron comunitarios.

En un principio se dijo que fueron cinco los apresados entre los que hay también una tía del niño, un cuñado, así como dos hombres, uno de apellidos Pérez González y otro conocido solo como Dioni, ex pareja y actual pareja de la madre del niño, María Esther Méndez.

Hace unas horas una fuente policial confirmó a este periodista que son siete los arrestados en Vicente Noble, los cuales fueron trasladados a la Dirección Regional Sur de la Policía con sede en la ciudad de Barahona donde son minuciosamente investigados.

La fuente aseguró que se emitirán detalles concretos sobre este asunto cuando concluyan  las investigaciones que realiza la uniformada y el Ministerio Público.

El niño Luis Ángel González Méndez, de 6 años, desapareció el día 6 del presente mes de febrero mientras jugaba con varios amiguitos frente a un colmado cercano a la casa donde este reside con su mamá, ubicada
en el Batey Paja del municipio de Vicente Noble.

Sectores que hacen vida en toda la provincia de Barahona, demandan del Ministerio Público y las autoridades policiales esclarecer cuanto antes esta misteriosa desaparición que se acaba de complicar con la llamada hecha por un supuesto secuestrador en la que pide dos millones de pesos para dejar en libertad al niño.

 

EL CARIBE