sábado, 26 de febrero de 2022


 

Puerto Príncipe, 25 feb (EFE).- Desde mediados de enero de 2022 miles de trabajadores se manifiestan en las calles de Puerto Príncipe para exigir un aumento del salario mínimo, ayudas sociales y mejores condiciones laborales en las industrias textiles en las que trabajan más de 57.000 personas, en su mayoría mujeres jóvenes.

El primer ministro haitiano, Ariel Henry, respondió con un incremento de la jornada laboral de 500 gourdes (unos 5 dólares) a 685 gourdes (6,71 dólares), muy lejos de los 1.500 gourdes (unos 15 dólares) que exigen los trabajadores.

La decisión oficial causó la ira de los obreros, quienes organizaron dos grandes protestas esta semana, en la última de las cuales resultó muerto un fotoperiodista y dos periodistas resultaron heridos cuando policías abrieron fuego contra los manifestantes, según testigos. 

 

DIARIO LIBRE