martes, 22 de febrero de 2022


 

La Unión Europea aprobó este martes una primera tanda de sanciones contra Rusia, que incluyen la prohibición de entrar en territorio europeo a altos cargos de ese país, límites al acceso para Moscú a los mercados financieros europeos y un embargo comercial a las regiones de Donetsk y Lugansk.

La aprobación definitiva de las sanciones tendrá lugar el miércoles por la mañana, así como su entrada en vigor, con la publicación en el "Diario Oficial" de la UE, informó esta noche la presidencia francesa del Consejo de la UE tras la reunión mantenida por los embajadores de los Veintisiete ante las instituciones europeas.

En su reunión, los embajadores dieron su "acuerdo" a las "propuestas jurídicas de sanciones" presentadas por el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) y la Comisión Europea, precisó la presidencia francesa de la UE en su cuenta oficial en Twitter.

Y añadió que las "verificaciones técnicas y jurídicas" se harán durante la noche.

En total, 27 personas y entidades tanto militares como políticas y económicas vinculadas con las acciones de Rusia se verán afectadas por el paquete acordado primero este martes en París por los ministros de Exteriores de la UE y aprobado después por los citados embajadores permanentes de los Veintisiete en Bruselas.

Además, se sancionará a 351 miembros del Parlamento ruso que votaron en favor del reconocimiento de la independencia de las autoproclamadas repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk, en el este ucraniano, y los 11 que propusieron hacerlo, junto con los militares responsables de la misión en Ucrania.

El paquete de este martes, según dejaron muy claro los máximos responsables de las instituciones europeas, es solo un "primer paso", al que seguirán otras sanciones más contundentes si Moscú sigue desestabilizando Ucrania.

"No más compras en Milán, fiestas en Saint Tropez ni diamantes en Amberes. Esto es un primer paso", dijo hoy el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

Por su parte, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, señaló que el paquete de sanciones europeas incluye medidas muy bien "calibradas", que se dirigen de manera directa contra "individuos y empresas involucradas en esas acciones, así como bancos que financian al aparato militar ruso y contribuyen a la desestabilización de Ucrania".

"Haremos todo lo posible para que el Kremlin no pueda seguir sus agresivas acciones", dijo la presidenta del Ejecutivo comunitario en una declaración sin preguntas ante las cámaras esta tarde.

"Si Rusia sigue escalando esta crisis que ha creado, estamos listos para tomar más acciones en respuesta", advirtió Von der Leyen.