martes, 22 de febrero de 2022


 

El cúmulo de desechos sólidos sigue preocupando a las autoridades del Hospital José María Cabral y Báez, que ayer volvieron a quejarse del Ayuntamiento por negarse a retirar la basura.

“Lamentamos que esta actitud negativa esté convirtiendo el centro en un peligro cuando se debe cumplir con las reglas sanitarias porque los munícipes no merecen este trato indignante”, dijo el director doctor Bernardo Hilario.

Descartó que la denuncia que hacen tenga un matiz político. “Aquí lo importante es el cuidado de la salud de la gente”, apuntó.

Indicó que las autoridades municipales deberían recoger la basura dos veces al día, mañana y tarde, para mantener higienizada la zona hospitalaria y garantizar la salud de los pacientes y personal del centro, así como la protección al medioambiente, pero no ocurre así, según afirmó.

Según el doctor Bernardo Hilario, el Cabral y Báez lleva a cabo su proceso clasificatorio de la basura, por lo que no ve razón para que el Ayuntamiento no recoja la basura a tiempo.

Asimismo, se quejó que el Ayuntamiento retiró los contenedores que había en las inmediaciones del hospital y ahora la basura se tira en el piso, lo que dijo es foco de contaminación.

“Este hospital brinda un servicio a la población de las 14 provincias del Cibao y no se merecen lo que se está viviendo actualmente”, explicó.

Dijo que en el centro hay pacientes con diversas enfermedades, cuya salud podría complicarse por culpa de la contaminación que se produce por la falta de recogida de la basura.

Informó, además, que el problema afecta también a a los hospitales Presidente Estrella Ureña y Doctor Arturo Grullón.

 

HOY