viernes, 25 de febrero de 2022


 

Santiago.- Un desalojo afectó a 60 familias y la destrucción de igual número de viviendas debido a que supuestamente ocuparon unos terrenos una parcela privada en el distrito municipal de La Canela.

La fuerza pública fue autorizada por un tribunal y dejó a la intemperie a madres con sus hijos que adquirieron los solares y levantaron sus casas de cemento.

Algunos pagaron desde 150 mil hasta 20 mil por el terreno adquirido.

Al lugar se presentó Luis Alfredo de la Rosa, alguacil ordinario de la Corte Penal de Santiago. El desalojo fue ejecutado por la compañía T&H Enterprise.

Eddy Chávez, encargado distrital de La Canela acudió al lugar para investigar la situación y brindar el apoyo a los desalojados.

Algunos afectados quienes fueron notificados en septiembre del 2021, apenas pudieron cargar con colchones y otros ajuares.

 

EL CARIBE