sábado, 8 de enero de 2022


 

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el asesinato de dos periodistas haitianos ocurrido ayer en Puerto Príncipe, Haití, un crimen atribuido a las bandas armadas.

La organización demandó a las autoridades una rápida investigación y la "inmediata captura y el enjuiciamiento" de los responsables. 

El presidente de la SIP, Jorge Canahuati Larach, deploró iniciar el 2022 con puesta en marcha de "cuenta macabra" de periodistas asesinados en las Américas.

"Iniciamos el año con un hecho horrendo que enluta al periodismo, el que confirma que el caos y la violencia imperan en Haití tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse en julio del año pasado", afirmó.

Los periodistas Wilguens Louissaint y Amady John Wesley fueron tiroteados ayer cuando cubrían un enfrentamiento entre pandillas en la capital haitiana.

La radioemisora Écoute FM, en la que trabajaba Wesley, aseguró que el reportero fue asesinado "salvajemente". La estación tiene su sede central en Montreal, Canadá, y suspendió su cobertura en Haití ante este crimen.

En tanto, Louissaint era colaborador en distintos medios digitales de Puerto Príncipe.

Otro reportero, Wilmann Vil, logró escapar ileso del tiroteo, reseñan medios haitianos.

"Todo indica que se trató de un ataque deliberado contra periodistas", dijo el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Carlos Jornet, director periodístico del diario argentino La Voz del Interior, de Córdoba