lunes, 3 de enero de 2022


 

SD.  Por quinto año consecutivo, adolescentes y madres  haitianas protagonizan lso primeros naci- mientos del año en la República Dominicana, lo que evidencia que los embarazos a temprana edad siguen siendo un problema complejo y que la creciente presencia de parturientas haitianas en los hospitales impacta nuestro sistema hospitalario.

Los patrones se repiten cada año en los principales  hospitales  materno infantil, que reportan tradicionalmente el primer nacimiento del Año Nuevo.

De acuerdo con datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), el impacto económico total del embarazo adolescente y la maternidad temprana en el país asciende a RD$3,652 millones de pesos dominicanos, equivalentes al 0.09% del Producto Interno Bruto (PIB), según el estudio “Consecuencias socioeconómicas del embarazo adolescente en la República Dominicana”, presentado en junio de 2021.

De acuerdo con el estudio, de cada 10 adolescentes que se embarazan seis no concluyen la educación secundaria y solo 6.2 % completa estudios universitarios, por lo que dejan de percibir anualmente RD$2,569 millones, debido al menor nivel educativo alcanzado, en comparación con mujeres que fueron madres adultas.

Las madres haitianas

En lo que va del 2021, de 82,762 partos registrados, el 30 % (24,376) han sido de mujeres procedentes de Haití. Solo en costo de atención a partos de extranjeras se destinarían alrededor RD$10,000 millones, sin incluir gastos médicos ni las cesáreas.

Entre enero-septiembre de 2021,  las autoridades de Salud habían reportado  que 7,557 extranjeras haitianas dieron a  luz en los hospitales de República Dominicana.

Los datos ofrecidos por el Ministerio de Salud Pública indican que cinco demarcaciones presentan números en rojos: el Distrito Nacional, con 4,957; Santo Domingo, 2,600; Santiago, 2,758; Valverde, 1,278; y La Altagracia, con 1,906 partos de haitianas.