sábado, 15 de enero de 2022


 Un sindicato de la Policía italiana ha presentado una queja después de que en numerosas comisarías del país se hayan recibido mascarillas rosas para los agentes y ha pedido que sean cambiadas por otras de colores "más coherentes" y sobrios, como el negro o el blanco.

El secretario del Sindicato Autónomo de Policía (SAP), Stefano Paoloni, escribió una carta al jefe del Cuerpo, Lamberto Giannini, para informarle del "inusual suministro" de mascarillas rosas en distintas comisarías de todo el país.

En concreto señala las de Pavia, Varese, Ferrara, Venecia, Como (norte) o Siracusa (sur).

El sindicato pidió en la misiva conocer las razones por las que se les enviaron mascarillas de este color y descartó problemas de aprovisionamiento.

"Nos parece claro que la importancia de las funciones desempeñadas por la Policía impone a la Administración cuidar el decoro de sus agentes evitando enviarlos a desarrollar su actividad con dispositivos de protección de un color excéntrico para el uniforme", denunció Paoloni.

Por esa razón, pidió a una acción "inmediata" para cambiar las mascarillas rosas de los agentes por otras de otros colores, como blancas, azules, azul marino o negras, "coherentes con el uniforme", y evitar las que llevan "eventuales decoraciones" inoportunas.