martes, 4 de enero de 2022


 

Familiares de un hombre muerto a tiros manos de un cabo de la Policía Nacional, en Villa Mella, piden que se aplique justicia contra el agente.

Sandra y Lisette Perdomo, hermana e hija respectivamente de Juan Manuel Emilio Perdomo Pérez, de 64 años, ultimado de tres disparos por Alberto Feliz Candelario la madrugada del lunes en el incidente, explicaron su versión de los hechos.

Indicaron que, según testigos, Feliz Candelario llegó al establecimiento conocido como Chimichurri, ubicado en la calle Hermanas Mirabal con Restauradores, donde Perdomo aguardaba para ser atendido y exigió al dependiente que le despachara primero. Esto provocó que ambos hombres cruzarán algunas palabras, que el suboficial golpeara a su víctima en la cabeza con su arma de reglamento. Agrega que el civil supuestamente se dirigió a su vehículo para buscar un tubo de metal y que en esas circunstancias el cabo le realizó los disparos.