martes, 11 de enero de 2022


 

El dominicano Robert Alcántara de 34 años fue arrestado y acusado el pasado jueves de mantener una fábrica de armas fantasmas en su casa de Providence en Rhode Island, que luego traficaba a la República Dominicana, asegurando que su madre era la encargada de transportar las pistolas, rifles y otros artefactos a su país natal.

Para fabricar y transportar 15 pistolas Glocks, Alcántara cobraba 9,624 dólares con “impuestos” incluidos.

Los federales lo detuvieron después que compró materiales de ensamblaje para las armas en una feria de armas en Morgantown, Pensilvania, donde invirtió más de $16 mil dólare
 
CREDITOS A DIARIO LIBRE